miércoles, 23 de noviembre de 2011

PÉREZ JIMÉNEZ Y SU ÉPOCA


PÉREZ JIMÉNEZ Y SU ÉPOCA
En el período comprendido entre diciembre de 1952 y enero de 1958, durante el cual ejerce la presidencia de la República el general Marcos Pérez Jiménez, el auge de la guerra fría, que implicaba la incondicionalidad de los países que conformaban las áreas de influencia de las dos potencias mundiales, contribuye a la reafirmación por parte de Venezuela de su ubicación como país hemisférico occidental, priorizando así las relaciones con los países del continente y en especial con los Estados Unidos.
En lo que respecta al acontecer político nacional, destaca el fraude electoral del 2 de diciembre de 1952, a través del cual Marcos Pérez Jiménez accede al poder en calidad de Presidente Provisional, siendo designado en abril de 1953 por la Constituyente como Presidente Constitucional.
En forma resumida al caracterizar las características fundamentales del régimen, son las siguientes: La relativa estabilidad política existente entre los años 1953 y 1956, como consecuencia de la imposición del régimen de terror y la concreción del proyecto de “Nuevo Ideal Nacional”, sustentado por el aumento de los ingresos fiscales provenientes del “boom” petrolero derivado de circunstancias en la economía mundial como fueron la guerra de Corea, la nacionalización del petróleo en Irán, la reconstrucción de Europa, y el cierre del Canal de Suez.
Los ingresos petroleros fueron destinados básicamente a las obras de infraestructura, tales como: autopistas, construcciones turísticas y complejos arquitectónicos, concentradas en la zona central del país y fundamentalmente en Caracas.
El Estado se convierte en un gran inversor a través de la creación de grandes complejos industriales como la Petroquímica y la Siderúrgica. La industria privada de la construcción y sus conexas obtuvieron grandes beneficios, constituyendo junto con el sector importador el área de la economía que registró el mayor crecimiento. A los proyectos sociales no se les concedía un peso significativo. A partir de 1957, con la apertura del Canal de Suez, comienzan a mermar los ingresos petroleros afectándose considerablemente la bonanza económica obtenida hasta el momento en Venezuela.
El Nuevo ideal Nacional: Proyecto ideológico del régimen: El “Nuevo Ideal Nacional”, es el proyecto que guiará la gestión gubernamental. A nivel doméstico, implicó el desarrollo de una amplia gama de realizaciones fundamentalmente urbanas, que suponían la modernización y el engrandecimiento del país; logró que contribuiría a alcanzar el objetivo internacional de ocupar un lugar de prestigio entre el “conjunto universal de las naciones”.
A pesar de que los orígenes del Nuevo Ideal Nacional se encuentran en diferentes documentos desde la Junta Militar de Gobierno; es en la Declaración Preliminar de la Constitución de 1953 cuando se formula de una manera explícita. Dice así:
La Nación venezolana proclama como razón primordial de su existencia el mantenimiento de su patrimonio moral e histórico, el resguardo de su dignidad, la conservación y defensa de su territorio y el aprovechamiento de sus riquezas para el bienestar de sus habitantes.
La Nación venezolana aspira a lograr un sitio cada vez más prestigioso en el conjunto universal, mediante el mejoramiento de su medio físico y de las condiciones de sus habitantes, en un ambiente de armonía entre cuantos convivan en su territorio y dentro de sanos propósitos de cooperación internacional.
El Sistema de Riego del Río Guárico
La decisión tomada por el gobierno de Marcos Pérez Jiménez, de convertir el Estado en productor directo a través de la inversión en el montaje y manejo de las industrias básicas obedecía a una orientación ubicada dentro del capitalismo de Estado que permitiera una ampliación del poder político y militar en el campo económico*.
*.- Domingo Maza Zavala. (1979): América Latina: Historia de medio siglo. Tomo I. México: Editorial Siglo XXI. pp. 514, 515.
Sin embargo, los conductores del régimen no mostraron gran preocupación por las definiciones teóricas; un conjunto de ideas de carácter pragmático recogidas fundamentalmente en el Nuevo Ideal Nacional, se extienden a distintas áreas, incluyendo la justificación de los proyectos industriales, tal como se desprende de la siguiente declaración de Marcos Pérez Jiménez:
Eso de la siderúrgica, la Petroquímica, el Sistema de Riego del Río Guárico y otros proyectos, usted los puede catalogar como capitalismo de Estado, pero no porque correspondan a un dogma, sino porque obedecen a un concepto más sencillo pero quizás más noble y justificado, que los consideraba más beneficiosos para la colectividad venezolana. Y a nosotros nos importaba un pito tomarlo del comunismo, del socialismo, del capitalismo o de donde fuera con tal de que sirviera para Venezuela, que fuera útil para el país.*+
*+.- Agustín Blanco Muñoz. (1983): Habla el General. Caracas: Serie Coediciones CDCH, UCV, CRHA, Expediente. p. 141.
 El desarrollo del Sistema de Riego del Río Guárico al igual que otros grandes proyectos nacionales, puede ubicarse dentro de una concepción de Defensa Nacional por una doble razón:
a) Porque con el engrandecimiento económico, tecnológico y agrícola del país, aumentaba su poder tanto interno como internacional.
b) Porque se esperaba con el establecimiento del Sistema de Riego del Río Guárico atender la seguridad alimenticia de la población y diversificar las exportaciones tradicionales.
Los planteamientos del gobierno están acordes con el objetivo doctrinario del Nuevo Ideal Nacional de ocupar un sitio especial en el conjunto universal de las naciones, que respaldan la concepción de industrialización por razones estratégicas de soberanía económica.
El Nuevo Ideal Nacional, proyecto político que orientó al régimen de Marcos Pérez Jiménez, tenía un carácter más pragmático que teórico, basado en el desarrollo de un proyecto nacional modernizador que elevara el nivel intelectual, moral y material del país.
En la relación con los Estados Unidos, el gobierno de Pérez Jiménez mantiene una incondicionalidad que se expresa fundamentalmente en el área política, que contrasta con algunos actos autónomos que se dan especialmente en materia económica.

AVENDAÑO LUGO, José Ramón. (1982): El Militarismo en Venezuela. La dictadura de Pérez Jiménez. Caracas: Ediciones Centauro.
BLANCO MUÑOZ, Agustín. (1983): Habla el General. Caracas: Serie Coediciones CDCH, UCV, CRHA-Expediente.
CASTILLO, Ocarina. (1990): Los años del Bulldozer: Ideología y Política, 1948-1958. Caracas: Fondo Editorial Tropykos. Asociación de Profesores de la UCV. CENDES.
GAMUS GALLEGO, Raquel. (1994): “La Política Exterior de Venezuela hacia los Estados Unidos: entre la autonomía y la dependencia”. En: Anuario 1994. Caracas: Instituto de Estudios Hispanoamericanos. 2da etapa, Nº 6. UCV-CENDES-Facultad de Humanidades y Educación. pp. 133-154.
MAZA ZAVALA, Domingo. (1979): América Latina: Historia de medio siglo. Tomo I. México: Editorial Siglo XXI.
PÉREZ JIMÉNEZ, Marcos. (1954): Pensamiento Político del Presidente de la República. Caracas: Imprenta Nacional.
RINCÓN, Freddy. (1982): El Nuevo Ideal Nacional. Caracas: Ediciones Centauro.
RODRÍGUEZ ITURBE, José. (1984): Crónica de la década militar. Caracas: Ediciones Nueva Política.
            URBANEJA, Diego Bautista. (1992): Pueblo y Petróleo en la política venezolana del siglo XX. Caracas: Ediciones CEPET.

La Biblioteca es un gran laberinto, signo del laberinto es el mundo. Cuando entras en ella, no sabes si saldrás...".
Humberto Eco, El nombre de la rosa Pág. 163

RAGO A. Víctor. (1993): Poesía popular llanera. Caracas: Dirección de Cultura, Universidad Central de Venezuela: Asociación Apureños en Caracas.

Creemos que el justo mérito de estas composiciones nada perdería si se hubiesen suprimido unas cuantas expresiones realistas casi crudas, por su misma intención picaresca, y algunas de ellas con positivo mal gusto. Nunca el pudor ni la gracia del recato hacen daño a la obra de arte, y menos aún a la poesía popular. Lo señalado son leves lunarcillos que sin duda sabrá prevenir cualquier poeta en futuras composiciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada