martes, 19 de julio de 2011

DON EMILIO A. LÓPEZ UN MÚSICO VALLEPASCUENSE


DON EMILIO A. LÓPEZ
UN MÚSICO VALLEPASCUENSE

Dr. FELIPE HERNÁNDEZ G.
UNESR / CRONISTA OFICIAL DE VLP.
El maestro Emilio A. López, nació en Valle de la Pascua, en la séptima década del siglo XIX, ciudad donde murió en la tercera década del siglo XX. Fue Don Emilio López, un reconocido maestro de música vallepascuense, de gran talento que dejó una valiosa obra artística en creaciones de tipo sagrado, orquestales, himnos y música popular elevada. También dejo una invalorable obra humana, patentizada en la cultura artística y en la moral ciudadana, que infundió en muchas personas que honran la región con su arte y con su honestidad. Entre sus discípulos, se cuenta el profesor Rufo Pérez Salomón, recientemente fallecido en la ciudad de San Cristóbal, estado Táchira, donde se había establecido desde la década de los años sesenta del siglo XX.
El Maestro Emilio López, como era comúnmente llamado, fundó varias orquestas y bandas, siendo recordado por sus alumnos y por quienes le conocieron, como un ciudadano ejemplar, culto y de rectos principios. Su valía como músico le fue reconocida por el gobernador del Estado Guárico en 1911, General David Gimón Pérez y por el Obispo Felipe Neri Sendrea.  En ese sentido, el 19 de enero de 1911, en ocasión de la inauguración del Colegio “Roscio” en Valle de la Pascua, el periódico El Eco Venezolano, publicó la nota siguiente:
“Los actos se iniciaron con la solemne Pontifical del Obispo Felipe Neri Sendrea… El Obispo luego se trasladó al local del Colegio Roscio para inaugural solemnemente el Instituto. Allí se congregó lo más selecto de la sociedad vallepascuense, y una buena orquesta [dirigida por el maestro Emilio López] ejecutó adecuadas piezas. El edificio estaba bellamente exornado. El doctor Rafael Acevedo, Rector del Colegio, pronunció un bello discurso que arrancó nutridos aplausos”.

En su formación, además de su talento, jugó un papel importante el padre Juan Santiago Guasco, quien lo formó no sólo como músico, sino también como ebanista. Ejerció ambos oficios, y llegó a ser, además de músico, un reconocido carpintero y diseñador de muebles, profesión que ejerció con orgullo, haciendo gala de los conocimientos que sobre este arte le enseñó el padre Guasco.
Vinculado a honorables familias de Valle de la Pascua, Don Emilio A. López fue casado con doña Rosalía Oropeza, con quien procreó cuatro hijos, a saber: Panchita López de Díaz Mercado, María López de Arias Moreno, Antonio y Adolfo López Oropeza.
Su hijo don Adolfo López Oropeza fue casado con doña Eleuterina Belisario, padres de las reconocidas y consagradas maestras vallepascuenses Aída López de Carreño y Teresa López de Vargas (nietas del maestro Emilio A. López). La señora Aída López de Carreño, además de maestra ocupó el cargo de subdirectora de la Escuela “Francisco Lazo Martí”. Casada con el recientemente fallecido don Pedro Carreño, es madre de los meritorios profesionales, Mariano Carreño López (oftalmólogo) y Pedro Ignacio “El Chino” Carreño López (abogado). La maestra Teresa López de Vargas laboró hasta su jubilación en la Escuela “Carlos J. Bello” de esta ciudad, está casada con el Sr. Manuel M. Vargas González.
La municipalidad vallepascuense, en reconocimiento a la honorabilidad ciudadana y a la loable labor académica y musical, colocó el nombre de don Emilio López como epónimo del Parque Infantil “Don Emilio A. López”, ubicado al final de la calle Camaleones Sur de la ciudad de Valle de la Pascua.
REFERENCIAS
Periódico ECO REGIONAL. (1912): Año III, Nº 36, 20 de enero de 1912.
RUBÍN ZAMORA, Lorenzo. (1972): Diccionario Biográfico-Cultural del Estado Guárico. Caracas: Gráficas Herpa.
En Valle de la Pascua, a los 28 días del mes de febrero de 2011.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada